Fundador de PayU levanta US $3,5 millones y lanza Bold, solución de terminal de bajo costo para micronegocios en Colombia

August 26, 2020
Reporter. Twitter: @JoseCaparroso
📷
forbes.co
José Vélez, el emprendedor que triunfó con PayU y se le mide a empezar desde cero El empresario tocó el cielo con Pagosonline -hoy PayU-, la compañía que cofundó. Tras venderla y dejarla atrás, se le mide a comenzar de nuevo.

Este contenido es solo para
usuarios registrados en el Hub.

Inicia Sesión para Desbloquear ▸
Contenido para Usuarios 🔒

No se había graduado como economista de la Universidad de los Andes, en 2002, cuando José Vélez estaba junto a Martín Schrimpff y Santiago Espinel creando Pagosonline, la pasarela de pagos que vendieron a Naspers y que más adelante se convirtió en PayU.

“En esa época no había ecosistema, todo era muy orgánico con familia y amigos”, recuerda Vélez en entrevista con Forbes. “Nos diluimos bastante rápido al principio para poder sostener la empresa”.

Lea todas las historias de emprendedores en nuestras sección especializada

Un lustro después de la transacción, en el que se mantuvo como CEO de PayU en América Latina, a cargo de millones de transacciones en línea, en 2018 partió de la compañía. “Fueron sentimientos encontrados, como cuando un hijo se va. Es una de las mejores salidas que ha habido en Colombia, pero después de dedicarle tanto tiempo a la compañía, vino un pequeño duelo”, comenta.

Cuando arrancaron, el comercio electrónico todavía estaba en pañales y escasos pagos digitales, lo que les dio de entrada, un posicionamiento monumental. “Hay que reconocerlos. Son los precursores en desarrollar la industria fintech en Colombia. Ellos estaban hablando de pagos y crédito digitales cuando nadie lo estaba haciendo en el país hace muchos años.”, dice Edwin Zácipa, Country Head de Open Vector y cofundador de Colombia Fintech sobre Vélez y Schrimpff. “Sus primeros productos e inversiones han ayudado poderosamente a activar, crecer y escalar muchos negocios de tecnología financiera para que tengamos hoy un ecosistema fintech líder a nivel regional”.

“La calidad y el perfil de los emprendedores en Colombia ha mejorado significativamente. Me parece que todavía hacen falta recursos para poder escalar”.

Al irse, sentía tristeza y se preparaba para tomarse un año sabático. Solo había pasado un mes cuando se había vuelto a llenar de energía y estaba desesperado por arrancar algo nuevo. En esos días, se engendró Bold. “Fue algo muy bonito volver a armar un equipo, siempre vi que en Colombia existía una oportunidad muy grande para ofrecer servicios financieros a las pymes”, comenta.

Lea también: El CEO de Merqueo es un ‘fenómeno’ en serie

Sus cómplices en esta nueva aventura; Ana María Sandoval, a cargo de las operaciones; Sergio Vergara, encargado del producto y la experiencia; Jorge Ulloa, el CTO y Enrique Ramírez, el CFO. El plan es poder ofrecer servicios financieros a emprendedores, pequeñas y medianas empresas. Arrancaron formalmente en mayo de 2019 con unas 20 personas que se han duplicado al día de hoy.

En su primera ronda de inversión levantaron US $3,5 millones para sacar adelante el primer producto, un datáfono de bajo costo que podría permitir a una manicurista o a un odontólogo que recibir pagos con tarjetas de crédito o débito, sean de cualquier franquicia: Mastercard, Visa o American Express.

“Fue todo un reto, mientras certificamos el proveedor, integrarse con redes de seguridad y redes de tarjetas de crédito”, explica Vélez, ahora CEO de Bold. La diferencia con jugadores tradicionales del mercado, según sustenta, es el proceso de vinculación y la experiencia de usuario. En la primera fase están vendiendo datáfonos a $99.000, que, como pago único, se reciben un día después de un registro en la página web. De ahí en adelante, una aplicación móvil “fácil de usar”, ofrece un detallado reporte de ventas y de cada transacción.

Lea también: Vender y construir, las nuevas variables de la ecuación del éxito

Todo estaba previsto para que este fuera un año de escalabilidad. Pero el Covid-19 también golpeó las intenciones de Bold. “Nos retrasaron los planes, la pandemia nos retrasó”, acota Vélez. No obstante, a tres meses de haber salido al mercado oficialmente, en julio alcanzaron los primeros 1.000 negocios que usan el datáfono de Bold.

“Le está sirviendo a muchísima gente, incluso a restaurantes que los están usando para domicilios”, sostiene el CEO colombiano. Antes de pensar en llegar a otros países, quieren consolidarse en Colombia para hacerle la vida más fácil a las pymes. “El mejor ejemplo de lo que queremos ser son los bancos, en el sentido de que queremos lanzar múltiples servicios, que sea más fácil manejar la contabilidad o pedir un crédito, todo con un diseño moderno y ágil”, agrega.

A su vez, Vélez afirma que hay una sensación de que las marcas que atienden a las pymes lo hacen de manera asistencialista. “Estamos intentando cambiar ese chip, estamos desbloqueando el potencial de los emprendedores”.

Lea también: 10 emprendedores digitales fueron nombrados embajadores de Marca País Colombia

Hablando de emprendedores, José Vélez se mantiene activo en el ecosistema emprendedor colombiano. “He sido muy inquieto, he estado haciendo negocios invirtiendo”, revela. Hace parte de la comunidad de Endeavor y respalda como inversionista ángel a varios startups locales como Foody, Mesfix y Acsendo.

En su concepto Rappi ha sido un “catalizador increíble” del desarrollo del ecosistema en Colombia en el que “la calidad y el perfil de los emprendedores está mejorando significativamente”. Tiene presente que en su primera empresa tuvieron la ventaja de escalar a varios países, pero es algo que muchos no pueden hacer por falta de caja. “Me parece que todavía faltan recursos para poder escalar, muchos se quedan por la falta de recursos”. Hace lo que puede, ahora ofrece un datáfono y deja la duda ¿con qué saldrá mañana?

Las opiniones compartidas y expresadas por los analistas son libres e independientes, y de ellas son responsables sus autores. No reflejan ni comprometen el pensamiento u opinión de Latam Fintech Hub, por lo cual no pueden ser interpretadas como recomendaciones emitidas por la platafomra. Esta plataforma es un espacio abierto para promover la diversidad de puntos de vista sobre el ecosistema Fintech.

No se había graduado como economista de la Universidad de los Andes, en 2002, cuando José Vélez estaba junto a Martín Schrimpff y Santiago Espinel creando Pagosonline, la pasarela de pagos que vendieron a Naspers y que más adelante se convirtió en PayU.

“En esa época no había ecosistema, todo era muy orgánico con familia y amigos”, recuerda Vélez en entrevista con Forbes. “Nos diluimos bastante rápido al principio para poder sostener la empresa”.

Lea todas las historias de emprendedores en nuestras sección especializada

Un lustro después de la transacción, en el que se mantuvo como CEO de PayU en América Latina, a cargo de millones de transacciones en línea, en 2018 partió de la compañía. “Fueron sentimientos encontrados, como cuando un hijo se va. Es una de las mejores salidas que ha habido en Colombia, pero después de dedicarle tanto tiempo a la compañía, vino un pequeño duelo”, comenta.

Cuando arrancaron, el comercio electrónico todavía estaba en pañales y escasos pagos digitales, lo que les dio de entrada, un posicionamiento monumental. “Hay que reconocerlos. Son los precursores en desarrollar la industria fintech en Colombia. Ellos estaban hablando de pagos y crédito digitales cuando nadie lo estaba haciendo en el país hace muchos años.”, dice Edwin Zácipa, Country Head de Open Vector y cofundador de Colombia Fintech sobre Vélez y Schrimpff. “Sus primeros productos e inversiones han ayudado poderosamente a activar, crecer y escalar muchos negocios de tecnología financiera para que tengamos hoy un ecosistema fintech líder a nivel regional”.

“La calidad y el perfil de los emprendedores en Colombia ha mejorado significativamente. Me parece que todavía hacen falta recursos para poder escalar”.

Al irse, sentía tristeza y se preparaba para tomarse un año sabático. Solo había pasado un mes cuando se había vuelto a llenar de energía y estaba desesperado por arrancar algo nuevo. En esos días, se engendró Bold. “Fue algo muy bonito volver a armar un equipo, siempre vi que en Colombia existía una oportunidad muy grande para ofrecer servicios financieros a las pymes”, comenta.

Lea también: El CEO de Merqueo es un ‘fenómeno’ en serie

Sus cómplices en esta nueva aventura; Ana María Sandoval, a cargo de las operaciones; Sergio Vergara, encargado del producto y la experiencia; Jorge Ulloa, el CTO y Enrique Ramírez, el CFO. El plan es poder ofrecer servicios financieros a emprendedores, pequeñas y medianas empresas. Arrancaron formalmente en mayo de 2019 con unas 20 personas que se han duplicado al día de hoy.

En su primera ronda de inversión levantaron US $3,5 millones para sacar adelante el primer producto, un datáfono de bajo costo que podría permitir a una manicurista o a un odontólogo que recibir pagos con tarjetas de crédito o débito, sean de cualquier franquicia: Mastercard, Visa o American Express.

“Fue todo un reto, mientras certificamos el proveedor, integrarse con redes de seguridad y redes de tarjetas de crédito”, explica Vélez, ahora CEO de Bold. La diferencia con jugadores tradicionales del mercado, según sustenta, es el proceso de vinculación y la experiencia de usuario. En la primera fase están vendiendo datáfonos a $99.000, que, como pago único, se reciben un día después de un registro en la página web. De ahí en adelante, una aplicación móvil “fácil de usar”, ofrece un detallado reporte de ventas y de cada transacción.

Lea también: Vender y construir, las nuevas variables de la ecuación del éxito

Todo estaba previsto para que este fuera un año de escalabilidad. Pero el Covid-19 también golpeó las intenciones de Bold. “Nos retrasaron los planes, la pandemia nos retrasó”, acota Vélez. No obstante, a tres meses de haber salido al mercado oficialmente, en julio alcanzaron los primeros 1.000 negocios que usan el datáfono de Bold.

“Le está sirviendo a muchísima gente, incluso a restaurantes que los están usando para domicilios”, sostiene el CEO colombiano. Antes de pensar en llegar a otros países, quieren consolidarse en Colombia para hacerle la vida más fácil a las pymes. “El mejor ejemplo de lo que queremos ser son los bancos, en el sentido de que queremos lanzar múltiples servicios, que sea más fácil manejar la contabilidad o pedir un crédito, todo con un diseño moderno y ágil”, agrega.

A su vez, Vélez afirma que hay una sensación de que las marcas que atienden a las pymes lo hacen de manera asistencialista. “Estamos intentando cambiar ese chip, estamos desbloqueando el potencial de los emprendedores”.

Lea también: 10 emprendedores digitales fueron nombrados embajadores de Marca País Colombia

Hablando de emprendedores, José Vélez se mantiene activo en el ecosistema emprendedor colombiano. “He sido muy inquieto, he estado haciendo negocios invirtiendo”, revela. Hace parte de la comunidad de Endeavor y respalda como inversionista ángel a varios startups locales como Foody, Mesfix y Acsendo.

En su concepto Rappi ha sido un “catalizador increíble” del desarrollo del ecosistema en Colombia en el que “la calidad y el perfil de los emprendedores está mejorando significativamente”. Tiene presente que en su primera empresa tuvieron la ventaja de escalar a varios países, pero es algo que muchos no pueden hacer por falta de caja. “Me parece que todavía faltan recursos para poder escalar, muchos se quedan por la falta de recursos”. Hace lo que puede, ahora ofrece un datáfono y deja la duda ¿con qué saldrá mañana?

Las opiniones compartidas y expresadas por los analistas son libres e independientes, y solamente sus autores son responsables de ellas. No reflejan ni comprometen el pensamiento o la opinión del equipo de Latam Fintech Hub y, por lo tanto, no pueden interpretarse como recomendaciones emitidas por la plataforma. Esta plataforma es un espacio abierto para promover la diversidad de puntos de vista en el ecosistema Fintech.
No items found.

Fintechs en
tendencia del Hub

No items found.

Colombia 🇨🇴

Ecosistema Fintech