🏎 Reserva tu cupo para el entrenamiento más completo en Open Finance y Pagos Inmediatos de Latam. Inscríbete a nuestro Fellowship
Por favor verifica tu e-mail para tener acceso completo al Hub haciendo click al link enviado a youremail@gmail.com
Reenviar correo de verificación

Fintech colombiana RapiCredit obtiene US$7M en deuda para atender la demanda de microcréditos

November 17, 2023
Por
Forbes
Forbes
The world’s leading voice for entrepreneurial success and free enterprise.
📷
Forbes
RapiCredit, una fintech colombiana especializada en otorgar microcréditos a personas no bancarizadas, viene creciendo exponencialmente.
Contenido para Usuarios 🔒

Con una inyección de recursos de US $7 millones, RapiCredit pretende hacerle frente a la creciente demanda de microcréditos que inunda al país. Se trata de un ingreso por compra de cartera, con la cuál Almavest, una entidad financiera con sede en Nueva York, adquirió parte de la deuda que acumula esta fintech colombiana.

La financiación de este tipo de empresas ha aumentado drásticamente en los últimos años, y en el caso de RapiCredit ha sido casi en su totalidad con deudas adquiridas en el extranjero. Solo hasta este año, la banca colombiana otorgó por primera vez fondos para esta fintech, que adquirió $3.000 millones del Banco de Occidente y $4.000 millones de Iris Bank (en pesos colombianos).

“Esta es una compañía que es intensiva en recursos porque su producto es un crédito”, cuenta Daniel Materón, CEO y confundador de RapiCredit. “Los recursos económicos se requieren para seguir fabricando los créditos que necesitan nuestros clientes”.

Materón empezó esta compañía en 2013, cuando en Colombia aún no se hablaba de “créditos digitales”, y mucho menos de “fintechs”. Junto con su socio, Esteban Saldarriaga, entraron en operación el primero de abril de 2014, y Materón asumió desde entonces la gerencia de la compañía que tuvo su primera sede en una pequeña oficina en Chapinero.

“Nosotros éramos emprendedores senior, los millenials senior de la época, y queríamos una empresa que durara más de 100 años”, contó Materón en una entrevista exclusiva para Forbes. “La magia que tenía el crédito digital para las poblaciones no atendidas por la banca tradicional era que les ayudaba a que sus vidas fueran más fáciles”.

Fue entonces cuando RapiCredit estableció que su mayor impacto recaía sobre las poblaciones de estratos dos y tres, gente que según ellos tenía un acceso muy limitado a los servicios bancarios tradicionales, una población cuyos ingresos mensuales promedian los 1,5 salarios mínimos. Materón también señala que sus clientes actuales acudían a los préstamos gota a gota para iniciar sus proyectos o atender emergencias, pero que eso se acabó con los microcréditos que su empresa les otorgaba.

Conseguir la financiación necesaria para ampliar el cubrimiento de sus créditos, no fue tarea fácil, ya que esta población que se propone atender no es considerada como una población prime, y por ende son tratadas como poblaciones de alto riesgo. “Esa premisa de que es una población que no paga, nosotros no la entendemos”, refuta Materón. “Nuestra realidad es otra. Es una población que sí paga, pero que necesita, dentro de la estructura de productos, una facilidad para pagar”.

A partir de microcréditos, este año esta fintech ha otorgado casi medio billón de pesos, recibiendo en retorno un poco más del medio billón. Según el CEO de RapiCredit, se ofrecen métodos de pago flexibles para que los clientes puedan condonar su deuda efectivamente y así no quedan reportados ante las centrales de riesgo.

Las tasas de interés de los microcréditos en RapiCredit son del 35% efectivo anual, sin embargo para Meterón la rentabilidad de su compañía reside en otro lado. “Si el cliente toma un solo crédito todavía la compañía no ha alcanzado a recuperar la inversión que ha hecho para atraer a ese cliente a la compañía”, argumenta Materón. Por esa razón la fintech apuesta por generar un sistema de fidelidad con el cuál cada cliente saque mínimo tres créditos. “Se rentabiliza a un cliente nuevo solamente al tercer crédito y la fortuna que tiene esta compañía es que nosotros tenemos de los clientes recurrentes, pues de cada diez clientes, ocho toman un segundo crédito y esos ocho toman 5.3 créditos al año”.

Durante nueve años, la empresa de Materón ha crecido exponencialmente, empezando su primer año con tan solo 1.300 créditos otorgados —y el segundo año fueron casi 3.000 préstamos—. Este año han otorgado ya 1,3 millones de préstamos y esperan que en 2024 sean 2,7 millones. Los préstamos superan hoy la cifra total de US$200 millones, con un promedio por crédito de más US$60 —rondando los $280.000—. Hoy en día RapiCredit otorga un microcrédito cada 28 segundos, según cifras de la compañía.

Para poder otorgar esta masiva cantidad de créditos, RapiCredit no prioriza información como la brindad por las centrales de riesgo. Los clientes de esta fintech pueden adquirir un préstamo de manera fácil y rápida a pesar de que muchos de ellos no tienen un puntaje crediticio favorable.

Esta política de fácil acceso ha abierto la posibilidad de atender a la población no bancarizada, bajo un sistema de información que permite entender el comportamiento en pagos de los clientes con ayuda de la inteligencia artificial. Materón dice que quieren prestarle dinero a esas personas que solo tienen “cédula y una cuenta bancaria”. Para lograrlo, analiza el historial de endeudamiento de un cliente, y su capacidad de adquirir la deuda que pide. “Calculamos cuánto es el excedente que puede tener para pagar el crédito y dependiendo de ese excedente, nosotros le hacemos el crédito”.

Las opiniones compartidas y expresadas por los analistas son libres e independientes, y de ellas son responsables sus autores. No reflejan ni comprometen el pensamiento u opinión de Latam Fintech Hub, por lo cual no pueden ser interpretadas como recomendaciones emitidas por la platafomra. Esta plataforma es un espacio abierto para promover la diversidad de puntos de vista sobre el ecosistema Fintech.

Con una inyección de recursos de US $7 millones, RapiCredit pretende hacerle frente a la creciente demanda de microcréditos que inunda al país. Se trata de un ingreso por compra de cartera, con la cuál Almavest, una entidad financiera con sede en Nueva York, adquirió parte de la deuda que acumula esta fintech colombiana.

La financiación de este tipo de empresas ha aumentado drásticamente en los últimos años, y en el caso de RapiCredit ha sido casi en su totalidad con deudas adquiridas en el extranjero. Solo hasta este año, la banca colombiana otorgó por primera vez fondos para esta fintech, que adquirió $3.000 millones del Banco de Occidente y $4.000 millones de Iris Bank (en pesos colombianos).

“Esta es una compañía que es intensiva en recursos porque su producto es un crédito”, cuenta Daniel Materón, CEO y confundador de RapiCredit. “Los recursos económicos se requieren para seguir fabricando los créditos que necesitan nuestros clientes”.

Materón empezó esta compañía en 2013, cuando en Colombia aún no se hablaba de “créditos digitales”, y mucho menos de “fintechs”. Junto con su socio, Esteban Saldarriaga, entraron en operación el primero de abril de 2014, y Materón asumió desde entonces la gerencia de la compañía que tuvo su primera sede en una pequeña oficina en Chapinero.

“Nosotros éramos emprendedores senior, los millenials senior de la época, y queríamos una empresa que durara más de 100 años”, contó Materón en una entrevista exclusiva para Forbes. “La magia que tenía el crédito digital para las poblaciones no atendidas por la banca tradicional era que les ayudaba a que sus vidas fueran más fáciles”.

Fue entonces cuando RapiCredit estableció que su mayor impacto recaía sobre las poblaciones de estratos dos y tres, gente que según ellos tenía un acceso muy limitado a los servicios bancarios tradicionales, una población cuyos ingresos mensuales promedian los 1,5 salarios mínimos. Materón también señala que sus clientes actuales acudían a los préstamos gota a gota para iniciar sus proyectos o atender emergencias, pero que eso se acabó con los microcréditos que su empresa les otorgaba.

Conseguir la financiación necesaria para ampliar el cubrimiento de sus créditos, no fue tarea fácil, ya que esta población que se propone atender no es considerada como una población prime, y por ende son tratadas como poblaciones de alto riesgo. “Esa premisa de que es una población que no paga, nosotros no la entendemos”, refuta Materón. “Nuestra realidad es otra. Es una población que sí paga, pero que necesita, dentro de la estructura de productos, una facilidad para pagar”.

A partir de microcréditos, este año esta fintech ha otorgado casi medio billón de pesos, recibiendo en retorno un poco más del medio billón. Según el CEO de RapiCredit, se ofrecen métodos de pago flexibles para que los clientes puedan condonar su deuda efectivamente y así no quedan reportados ante las centrales de riesgo.

Las tasas de interés de los microcréditos en RapiCredit son del 35% efectivo anual, sin embargo para Meterón la rentabilidad de su compañía reside en otro lado. “Si el cliente toma un solo crédito todavía la compañía no ha alcanzado a recuperar la inversión que ha hecho para atraer a ese cliente a la compañía”, argumenta Materón. Por esa razón la fintech apuesta por generar un sistema de fidelidad con el cuál cada cliente saque mínimo tres créditos. “Se rentabiliza a un cliente nuevo solamente al tercer crédito y la fortuna que tiene esta compañía es que nosotros tenemos de los clientes recurrentes, pues de cada diez clientes, ocho toman un segundo crédito y esos ocho toman 5.3 créditos al año”.

Durante nueve años, la empresa de Materón ha crecido exponencialmente, empezando su primer año con tan solo 1.300 créditos otorgados —y el segundo año fueron casi 3.000 préstamos—. Este año han otorgado ya 1,3 millones de préstamos y esperan que en 2024 sean 2,7 millones. Los préstamos superan hoy la cifra total de US$200 millones, con un promedio por crédito de más US$60 —rondando los $280.000—. Hoy en día RapiCredit otorga un microcrédito cada 28 segundos, según cifras de la compañía.

Para poder otorgar esta masiva cantidad de créditos, RapiCredit no prioriza información como la brindad por las centrales de riesgo. Los clientes de esta fintech pueden adquirir un préstamo de manera fácil y rápida a pesar de que muchos de ellos no tienen un puntaje crediticio favorable.

Esta política de fácil acceso ha abierto la posibilidad de atender a la población no bancarizada, bajo un sistema de información que permite entender el comportamiento en pagos de los clientes con ayuda de la inteligencia artificial. Materón dice que quieren prestarle dinero a esas personas que solo tienen “cédula y una cuenta bancaria”. Para lograrlo, analiza el historial de endeudamiento de un cliente, y su capacidad de adquirir la deuda que pide. “Calculamos cuánto es el excedente que puede tener para pagar el crédito y dependiendo de ese excedente, nosotros le hacemos el crédito”.

Las opiniones compartidas y expresadas por los analistas son libres e independientes, y solamente sus autores son responsables de ellas. No reflejan ni comprometen el pensamiento o la opinión del equipo de Latam Fintech Hub y, por lo tanto, no pueden interpretarse como recomendaciones emitidas por la plataforma. Esta plataforma es un espacio abierto para promover la diversidad de puntos de vista en el ecosistema Fintech.

Este contenido es solo para
usuarios Prime 👑 del Hub.

Hacer upgrade ▸
Apoyado por:
Contacta al equipo
Hub Ranking:
#
País de origen:
Headquarters:
Bogotá
Monto inversión:
M
Ronda financiación:
Más novedades

Fintechs en
tendencia del Hub

No items found.

Colombia 🇨🇴

Ecosistema Fintech

Más Insights

Por
Chubb
Chubb
The world's largest publicly traded property and casualty insurance company
Insurtech 🏆

Nuestra comunidad

WHATSAPP
✨ Nuevo!
Tenemos un canal de Whatsapp donde contamos todos los movimientos en la industria.
Usuario pRIME 👑
Acceso ilimitado. Desbloquee la cobertura exclusiva, entrevistas con CEOs, eventos especiales y más.
Activar suscripción
RESUMEN SEMANAL
Todas las semanas envíamos a tu email un resumen con todos los avances en el ecosistema Fintech.
Abrir el Blueprint
Grupo de SLACK
Tenemos un grupo de Slack con todos los miembros registrados del Hub para que sigamos conversando.
uNIRSE AL GRUPO